Ser madre después de los 35 años

- Publicidad -

Cada vez son más las mujeres que retrasan el hecho de ser madres. Presentamos algunos riesgos de tomar esta decisión, así como algunas recomendaciones para quienes ya atraviesan esta etapa.

1- Los riesgos de aborto espontáneo se incrementan a medida que la embarazada sea más mayor. Con más de 42 años las posibilidades de perder al feto son superiores al 50%.

2- A medida que transcurre la edad de la madre, disminuirá su capacidad de fertilidad.

3- Mientras mayor sea la madre, existen más posibilidades de que el bebé nazca con trastornos en sus cromosomas, por ejemplo, con Síndrome de Down.

4- A mayor edad de la embarazada, más probabilidad existe de padecer diabetes gestacional o hipertensión.

Algunas de las recomendaciones para llevar a feliz término el embarazo cuando la madre supera los 35 años son:

1- Realizar constantemente actividad física moderada.

2- No consumir medicamentos naturales o químicos sin consultar primero al doctor.

- Publicidad -

3- Procurar mantener un peso saludable.

4- De ninguna manera fumar, tomar alcohol, o consumir drogas.

Pero no todo es malo. Los embarazos tardíos también tienen sus beneficios:

1- Luego de los 40, las mujeres se sienten más estables a nivel emocional y económico.

2- Estudios científicos aseguran que, si una mujer se convierte en madre después de los 33 años, tiene el doble de posibilidades de vivir mucho más tiempo.

3- Otras investigaciones muestran que quienes se embarazan después de los 35 años desarrollan más sus habilidades mentales, generando una mejor función cognitiva en la tercera edad.

El embarazo es una etapa hermosa; dependerá de la posible madre decidir si es un proceso que quiere vivir y la edad en la que desea disfrutarla.

- Publicidad -