Qué hacer antes, durante y después de un huracán

- Publicidad -

Las medidas a poner en práctica para enfrentar estos meteoros contribuyen a evitar tragedias de este tipo y de tal magnitud.  Recomendamos qué hacer ante la amenaza de ciclones tropicales:

Antes:

1.- Mantenernos informados con autoridades locales en aras de conocer si la zona donde vivimos está en peligro o expuesta a algún tipo de riesgo.

2.- Cambiar de sitio los productos tóxicos o inflamables que puedan propiciar fugas o derrames.

3.- Prestar atención a los medios de difusión.

4.- Tener a mano provisiones de todo tipo, entre ellas alimentos enlatados, agua, ropa limpia, radio de pilas, linternas, fósforos y vasos desechables.

5.- Habilitar un botiquín de primeros auxilios. En él no deben faltar antisépticos, alcohol, jabón, material para curar heridas y varios medicamentos de tipo antihistamínicos, analgésicos y calmantes, entre otros.

4.- Proteger las ventanas y puertas con bolsas de plástico, con toallas y tablones de madera.

5.- Aseguremos los vidrios de las ventanas con cinta o papel adhesivo especial para evitar que alguien resulte herido.

6.- Podar los árboles y evitar que las ramas pueden desprenderse con fuertes vientos.

Durante:

1.- Mantener la calma y conocer las zonas de seguridad en el lugar donde te encuentres. Evitar alteraciones y pánico.

2.- Desconectar el gas, la luz y el agua. Evitar así la ocurrencia de fugas o corto circuitos.

3.- Alejarse de ventanas y puertas de cristal.

- Publicidad -

4.- Estar al tanto de las precipitaciones y el nivel del agua cercano a tu hogar o zona de refugio.

5.- Si es necesario, trasladarse a edificios, casas refugio, túneles o sótanos sólidamente construidos.

6.- Cerrar puertas interiores y asegurar las exteriores.

7.- Disponer y tener a mano agua potable, Radio y linterna.

Después:

1.- Cerciorarse de que todos los miembros de tu núcleo familiar estén bien.

2.- Sintonizar la radio y los medios de comunicación disponibles. Estar al tanto de los partes e instrucciones que se emiten.

3.- Consumamos el agua potable que almacenamos o hierva la que va a tomar.

4.- Usemos el teléfono sólo para reportar emergencias.

5.- Aseguremos que los aparatos eléctricos estén secos antes de conectarlos.

6.- No beber ni comer alimentos que no estén lavados ni desinfectados.

Para enfrentar el azote de estos fenómenos atmosféricos la palabra clave es la prevención. De cumplir con estas y otras medidas se reducirán los daños y evitaremos la pérdida de vidas humanas.

Cancelar viajes, arriar el ganado a lugares seguros, podar los árboles y estar al tanto de los partes meteorológicos de la radio y la televisión forman parte de la cultura del cubano, apoyados en un sistema eficiente de Defensa Civil.

- Publicidad -