7 formas de decir niño en Cuba

Shutterstock.com
0 375

- Publicidad -

Los niños son el tesoro de cualquier familia y el futuro de la humanidad, como diría José Martí son la esperanza del mundo. Pero un niño en Cuba además de todo eso son bien traviesos y pillos.

- Publicidad -

Como en muchas partes del mundo, en la isla hay diferentes palabras que se emplean para referirse a los más pequeños. Les invitamos a conocer como se dice a los más pequeños de la Isla.

1 Chama, chamaco, chamacón

Chama, chamaco, chamacón
Shutterstock.com

Todas estas versiones son muy empleadas en la cotidianidad de la isla para referirse a los niños y jóvenes. Es un registro popular y muy común, con frases tan frecuentes como: ¿Cómo está el chama?

2 Fiñe

Fiñe
Shutterstock.com

Otra de las formas populares más empleadas para este caso, también se usa para denotar inmadurez, para lo que se maneja la palabra fiñería. Entre los mismos niños suelen decirse: ¡qué fiñe eres o deja la fiñería!

3 Vejigo(a)

Vejigo(a)
Shutterstock.com

Está palabra se emplea sobre todo en las zonas rurales del país y en relación mayormente con los niños extrovertidos que se creen adultos. Por ejemplo la frase: ¿¡pero qué es lo que se cree el vejigo este!?

- Publicidad -

4 Chiquillo(a)

Chiquillo(a)
Shutterstock.com

Otra forma de decir niño en Cuba y otros países de habla hispana. Viene de chico o chica que comúnmente se emplea para niños o jóvenes.

5 Culicagao

Culicagao
MZeta / Shutterstock.com

Es una forma de decir muy cubana, que evidentemente surge de la incapacidad de los niños pequeños de asearse solos. Se emplea con menores que igual tienen tendencia a ser bien altaneros. Por ejemplo: ¡Estas muy culicagao tú para eso¡

6 Mocoso

Mocoso
Toms Auzins / Shutterstock.com

Surge igualmente de esa etapa infantil en que casi siempre tenemos los mocos afuera e incluso alguno que otro se los ha comido.

- Publicidad -

7 Nena o nene

Nena o nene
Shutterstock.com

Esta es una forma bien tierna y común de llamar a los niños pequeños, aunque algunas madres nunca dejen de decirles nene a sus hombrones de 30 años. O también algunas parejas tomen la ternura de estas formas para su romance.

Como sea lo ideal es conservar un alma de niño para toda la vida.

- Publicidad -