5 chistes cubanos de borrachos

Maarten Zeehandelaar / Shutterstock.com
0

- Publicidad -

En nuestro humor, los chistes cubanos de borrachos ocupan un lugar privilegiado. Son protagonistas declarados y cometen toda clase de estupideces y actos desvergonzados.

- Publicidad -

Sobre todo, en los centros nocturnos, surgen este tipo de chistes que les alegran la noche a todos. Les dejamos algunos para pasar un buen rato:

1 Alcohólicos Anónimos

Un cubano borracho va a Alcohólicos Anónimos y le preguntan:

– “¿Vino solo?”.

Y el cubano responde: – “sí así mismo, yo me lo tomo como sea”.

2 ¿Qué quieres?

Un cubano entra en un bar y el dependiente le pregunta: – ¿Qué desea?

Este responde: lo que todo el mundo; la paz mundial, un mundo mejor, encontrar el amor verdadero…

El mesero vuelve y pregunta: – ¿No, que qué quiere…?

Otra vez el borracho habla: -Pues… un trabajo que me llene, una casa propia, una mujer que me quiera…

-No, ¡de beber! Dice el camarero ya irritado

-Ah, pues no sé, ¿qué hay?

-Pues nada, aquí, fregando vasos.

3 ¿Cómo se sabe que una persona está borracha?

Un niño cubano le pregunta al papá muy interesado.

– Papá, ¿cómo se sabe que una persona está borracha?

– Ahh eso es fácil, responde el padre- ¿ves esos dos hombres que vienen por ahí? Si yo estuviera borracho vería cuatro.

-Y el niño responde con cara de pícaro- pero papá si solo viene uno.

- Publicidad -

4 Borracho en moto

Un día va un borracho en moto y choca con una señal de tránsito. Entonces llega el policía y le pregunta:

– ¿Oiga, usted no vio la flecha?

El borracho responde:

– No oficial, ni al indio que me la tiró tampoco.

5 El payaso

Entra un borracho a su casa todo manchado con creyón labial por todas partes y hecho un desastre, y su mujer le pregunta:

– Oye, pero ¿qué te pasó?

Y el borracho le responde desfachatado:

– Mami, no me vas a creer, pero me acabo de fajar con un payaso.

Estos y muchos otros forman parte del repertorio de los humoristas de la isla. Goza con ellos, no pierdes nada.

- Publicidad -