10 REMEDIOS CASEROS para curar las LLAGAS EN LA BOCA

- Publicidad -

En realidad estas molestas llagas en la boca se conocen como aftas y se caracterizan por ser una ampolla que tiene un centro amarillo o blanco grisáceo con un borde rojo bien definido.

Pueden salir por causas diversas como el estrés, alimentos ácidos o cítricos, lesiones por alguna comida o utensilio, un sistema inmunológico débil, un problema nutricional o una enfermedad gastrointestinal.

Agua con sal

Es un remedio muy económico y disponible en todos los hogares, aunque sin dudas se siente un fuerte ardor al aplicarlo. Debe repetirse al menos tres veces al día.

Hielo

Usar un cubo de hielo resulta útil para curar las llagas de la boca de a poco y a su vez reducir la inflamación y calmar el dolor. Actúa como un sedante. Coloca un cubito en la zona afectada las veces que lo consideres necesario durante el día.

Bicarbonato de sodio

Funciona igual que la sal, como un antiséptico eficaz en estos casos. Mezcla con medio vaso de agua y enjuaga la boca haciendo “buches” sin tragar el líquido.

Salvia

Tomar té de salvia con miel tres veces al día constituye otro de los remedios caseros que puede aliviarte.

Manzanilla

Se recomienda frotar las aftas con una bolsa de té o sencillamente beber una infusión de manzanilla.

- Publicidad -

Agua oxigenada

Otro remedio infalible para las llagas en la boca. Aplica directamente sobre la lesión tres veces al día con un algodón. Calmará las molestias y te ayudará a prevenir otras infecciones.

Yogur

Aplícalo directamente en la llaga, es un remedio efectivo gracias al ácido de la leche y las bacterias que contiene. Ingerir un yogur diario es muy recomendable especialmente si sufres de llagas o aftas frecuentemente.

Limón

Mezclar zumo de limón con agua y enjuagar de inmediato la boca tres veces al día.

Romero

También se aconseja hacer enjuagues con infusión de romero.

Cebolla

Aplicar cebolla cruda sobre la llaga representa otra opción casera para acelerar la curación.

Por último, vale señalar que la correcta higiene bucal es muy importante para prevenir este tipo de lesiones, no olvidar que el cepillado se debe realizar por lo menos tres veces al día.

- Publicidad -